Primero debes asegurar el carro con freno de mano para que no tengas ninguna complicación a la hora de desmontar la llanta averiada. Antes de salir de casa recuerda revisar tu llanta de repuesto ya que esta es primordial a la hora de una pinchada. revisa que tengas gato hidráulico, llave o “cruceta” y para mayor seguridad pon una cuña en alguna de las llantas.

Si no tienes conocimiento o no sabes hacerlo acude al mecánico mas cercano